Corales que pueden matar

El sitio web Reef Builders ha informado hoy, en una nota de un escritor invitado quien nos cuenta su aterradora experiencia en un nuevo caso donde un mal manejo y secuencia de eventos casi le cuesta la vida a su familia y sus mascotas.

Nuestra Asociación ya en oportunidades anteriores ha divulgado el peligro del manejo inadecuado de las palitoas en nuestros acuarios y este nuevo caso nos vuelve a llamar la atención del cuidado, respeto y responsabilidad que debemos tener para con estos corales blandos.

Nos indica la nota del escritor invitado para Reef Builder que “Mi familia y mascotas se pusieron muy enfermas y en el caso del perro, al borde de la muerte

Una cadena de eventos llevó a que la casa del escritor invitado se llenara de Palytoxina en forma de aerosol.

En su nota cuenta que él está muy agradecido con que hoy su familia y sus perros estén vivos, pero el hecho ha dejado su huella psicológica en él por el peso de la culpa que carga en sus hombros.

La dura experiencia le ha motivado a compartir su historia con el deseo de evitarle a otras familias lo que le sucedió y por supuesto, que en la ASOCAM deseamos amplificar a nuestros asociados y amigos esta historia que comparte.

Su historia inicia cuando desea armar una pecera con corales blandos para su hija de nueve años y adquiere roca seca de una persona que había desarmado su acuario hace unos años. Las rocas las tenía guardadas este acuarista en unos contenedores sellados y hoy, viendo en retrospectiva el evento, considera que en estas había algunas zoas y palitoas que murieron cuando saco del acuario las rocas, estas se secaron y murieron en el contenedor dejando las politoxinas impregnadas en las rocas.

Sin conocer ese detalle adquirió las rocas, montó el acuario, hizo el diseño con las rocas que más le gustó e inició el llenado del acuario con agua RODI, todo se veía bien, no habían fugas de agua así que vertió la sal directo al acuario. La marca de sal que utilizó era una mezcla de sal anhidrica la cual cuando hace contacto con el agua se calienta. La sal mientras la vertía se acumuló en las rocas y al calentarlas la politoxina se comenzó a liberar.

El escritor invitado cuenta que al final del día sentía la garganta irritada, pero lo confundió con una gripe e ignoró la situación; posteriormente su esposa que es asmática sufrió un ataque severo que tampoco vinculo al evento. Señala que su esposa se medicó y se sintió mejor. Pasaron la noche y al día siguiente cuenta que estuvieron prácticamente fuera de la casa todo el día pero que en la noche su hijo comenzó a toser muy fuerte y pensó que toda su familia había adquirido una gripe. Al siguiente día al ver que su acuario recién armado tenía el agua color amarillo puso a funcionar el skimmer para remover un poco el material orgánico presente.

A las pocas horas de estar trabajando el skimmer la tos de sus hijos y la de él empeoraron y su esposa inició otro ataque severo de asma, según él pensaba hasta que vió a su perro labrador más viejo luchando por respirar. A partir de ese momento decide trasladar a su familia al patio trasero y también observa a su cachorro labrador de siete meses temblando y babeando por lo que decide llamar al 911.

Cuenta que llegaron los equipos de emergencia y atendieron a su familia, su esposa fue llevada a emergencias y él llevó a sus perros al veterinario donde les aplicaron oxígeno y les pusieron sondas. A toda la familia, incluyendo a los perros les tomaron muestras de sangre e inspeccionaron su casa y no se encontró nada que sugiriera el origen del problema.

El escritor invitado indica que superado el problema con un grupo de amigos, consultando Google y haciendo algunas llamadas concluyó que lo sucedido fue el resultado de las palitoxinas liberadas por las rocas cuando la sal cayo directo sobre ellas, las calentó liberando la palitoxina y luego el skimmer al producir millones de micro burbujas creó un aerosol que contaminó la casa con las palitoxinas en el aire que respiraron sus perros y familia.

De su historia, él pide, por la dura lección que aprendió que no confiemos en ninguna roca que se obtenga y que antes de introducirla al acuario debemos desinfectarla y que usemos blanqueador y las “cocinemos” fuera de la casa usando equipo de protección.

Ya hay muchos casos documentados alrededor del mundo donde el acuarista subestima el gran peligro que entraña el manejo inadecuado de las palitoas y zoas que tienen este veneno tan poderoso para contaminar una casa entera y matar a sus habitantes.  

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2017 Asociación Costarricense Acuariofilia Marina, Asocam