Un nuevo pez aguja o pipefish podría llegar a los acuarios algún día

Un grupo de investigadores argentinos descubrió una nueva especie de pez aguja o pipefish según se diera a conocer en la prestigiosa revista Journal of Fish Biology


Leptonotus vincentae. Photo: ©Diego Luzzatto

Este pez que vive en las aguas del Atlántico sur oeste, propiamente en la bahía de San Antonio mide 12 centímetros. Cuando un pez es descubierto y se le pone un nombre este ya pasa a existir para la ciencia y los descubridores lo bautizaron como "Leptonotus vincentae" y su nombre común es: pez aguja patagónico.


Leptonotus vincentae

El pez fue bautizado en honor a la doctora Amanda Vincent que trabajó arduamente en la investigación y la conservación de este grupo de peces.


El Leptonotus vincentae es un pez de la familia de los hipocampos y muy parecido a otro que existe en Nueva Zelanda y diferente del que también se encuentra desde Perú, pasando por el Estrecho de Magallanes hasta Argentina.


"Son peces óseos, cuyo origen data de aproximadamente 600 millones de años y la familia de éste en particular tienen un origen de hace alrededor de 25 millones de años", indicó Diego Luzzatto, científico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de la Argentina.



El Leptonotus vincentae se agrupa en la misma familia de peces de los caballitos de mar y los dragones de mar, que se definen por poseer las mandíbula superior e inferior fusionadas en forma de un tubo por donde succionan el alimento.

"Así se le da el nombre a la familia que son los singnátidos Leptonotus vincentae (gnatos mandíbula, sin fusionada)" comentó el investigador Luzzatto.


Según se publica en la revista Fish Biology, cuyo enlace les compartimos al inicio, el pez aguja de la patagonia se distingue de otras especies del género Leptonotus por tener de 30 a 33 radios en la aleta dorsal (contra mayor número en las restantes especies); de L. blainvilleanus y L. norae se separa por tener de 43 a 46 anillos en la cola (contra mayor número) y por presentar un hocico más corto (36–53 % de la longitud de la cabeza) y más abultado (anchura del hocico 21–37 % de la longitud del mismo). Se diferencia de L. elevatus por tener una cabeza relativamente más grande (la longitud de cabeza representa entre el 13 y el 14 % de la longitud estándar del pez). Además posee otras características, 12 a 13 radios en la pectoral, 18 a 19 anillos en el tronco, y anillos subdorsales: (2–4) + (5.5– 8) = (8.5–10).


22 vistas

© 2017 Asociación Costarricense Acuariofilia Marina, Asocam