Lysmata amboinensis

Cuando termino de hacer mi rutina de mantenimiento los sábados, como todos ustedes sello el final del trabajo lavándome las manos, una acción sin mayor complicación, pero te has preguntado alguna vez ¿cómo se pueden limpiar los peces cuando lo necesitan?



Es claro que los peces no pueden limpiarse a sí mismo, pero como la naturaleza es muy sabia, les ha enseñado que para este trabajo tienen sus aliados, por ello vemos, por ejemplo, al labroides dimidiatus o wrasser limpiador haciendo su trabajo, en otros peces. Pero estos trabajadores del SPA marino no solo son peces, también encontramos camarones y hoy les quiero hablar de uno de ellos, el camarón limpiador (Lysmata amboinensis)



En peces grandes como los tiburones o las morenas, en su hábitat natural es normal verlos ingresar hasta en la boca o branquias para limpiarles la piel muerta y alguno que otro parásito.

En nuestro acuario sera normal que este camarón ponga su estación de trabajo o spa en una roca donde esperarán pacientemente que llegue el cliente para iniciar su labor de limpieza.

El camarón limpiador puede crecer hasta 7.5 centímetros y es de los mares de África, Indonesia y Sri Lanka. Este camarón tiene dos rayas rojas brillantes y entre ellas una blanca que corren de cabeza a cola y una coloración anaranjada en la zona ventral. Tres pares de antenas blancas y numerosas patas. De temperamento calmo y vive en grupos, como algunos otros camarones, debajo de una roca o coral en los arrecifes coralinos.



El camarón limpiador es muy fácil de mantenerlo en el acuario mientras exista estabilidad de salinidad, se aclimate adecuadamente y no tenga depredadores naturales, por ejemplo: los ballesta, morenas, pez león, arlequín tusk, entre otros. Fuera de ello otros tres parámetros importantes a considerar son el iodo y el calcio, los cuales deben estar en parámetros para que le sea fácil cambiar y reponer la piel y el tercero, evitar tener nitratos altos.



En su ambiente natural como les comenté se alimenta de tejidos muertos y algunos parásitos, pero en nuestros acuarios, fuera de alimentarse de detritos, es un verdadero carroñero de la comida de nuestros peces, siendo que se alimentos por igual de secos, congelados o incluso vivo.



Para terminar con esta breve reseña, en cuanto a su dimorfismo sexual son hermafroditas, por tanto, poseen órganos sexuales masculinos y femeninos.



© 2017 Asociación Costarricense Acuariofilia Marina, Asocam